Angulo de declinación

El ángulo de declinación, denotado por δ, varía estacionalmente debido a la inclinación de la Tierra sobre su eje de rotación y a la rotación de la Tierra alrededor del sol. Si la Tierra no se inclinara sobre su eje de rotación, la declinación siempre sería 0 °. Sin embargo, la Tierra está inclinada 23,45 ° y el ángulo de declinación varía negativa o positivamente alrededor de esa cantidad. Sólo en los equinoccios de primavera y otoño el ángulo de declinación es igual a 0 °. La rotación de la Tierra alrededor del Sol y el cambio en el ángulo de declinación se muestra en la siguiente animación.

Animación que muestra cómo cambia el ángulo de inclinación del solsticio de verano en el hemisferio norte (o el invierno en el hemisferio sur) hasta el solsticio de invierno del hemisferio norte (verano en el sur).

La declinación del sol es el ángulo entre el ecuador y una línea trazada desde el centro de la Tierra al centro del sol. La variación estacional del ángulo de declinación se muestra en la siguiente animación.

 

A pesar del hecho de que la Tierra gira alrededor del Sol, es más sencillo pensar que el sol gira alrededor de una Tierra estacionaria. Esto requiere una transformación de coordenadas. Bajo este sistema de coordenadas alternativo, el sol se mueve alrededor de la Tierra.

el ángulo de declinación se puede calcular con la ecuación [1]:

donde d es el día del año con el 1 de enero como d = 1

La declinación es cero en los equinoccios (22 de marzo y 22 de septiembre), positivos durante el verano del hemisferio norte y negativo durante el invierno del hemisferio norte. La declinación alcanza un máximo de 23,45 ° en 22 de junio (solsticio de verano en el hemisferio norte) y un mínimo de -23,45 ° el 22 de diciembre (solsticio de invierno en el hemisferio norte).